Causas de consulta frecuente

 

Dolor mamario (mastalgia)

El Dolor mamario es una de las causas más frecuentes de consulta en patología mamaria.  La mama es un órgano sensible a los cambios hormonales propios de su crecimiento y maduración. Durante toda la vida fértil de la mujer, la mama es influida por niveles cíclicos de hormonas de origen ovárico (Estradiol y Progesterona) y de otras hormonas como la prolactina, andrógenos y hormonas tiroideas, que en condiciones fisiológicas pueden ocasionar dolor.

El dolor mamario también puede estar relacionado con el uso de algunos medicamentos como anticonceptivos hormonales, terapia de reemplazo hormonal (TRH), algunos tranquilizantes y de otras substancias como las metilxantinas presentes en el café, chocolate, té y bebidas colas.

Otras causas de dolor se relacionan con un volumen mamario excesivo,  procesos inflamatorios o infecciosos que la afecten y patologías de otras estructuras extra mamarias como parrilla costal, corazón y esófago.

“El dolor mamario raramente es el primer síntoma de un cáncer de mama”.

 

TUMOR DE MAMA.

Un Tumor Mamario puede corresponder a cualquier aumento de volumen anormal circunscrito, secundario a una alteración funcional o estructural de los tejidos que  conforman la mama.  Estos pueden ser benignos o malignos.

Dentro de las tumores benignos mas frecuentes se encuentran: Quistes mamarios,  Adenomas, Fibroadenomas, Lipomas, lesiones inflamatorias como Abscesos de la mama, Papiloma Intraductal, entre otros.

Los tumores malignos corresponden a prolifereciones sin control de grupos celulares que normalmente conforman la glandula mamaria.

Los tumores malignos mamarios más frecuentes son de origen epitelial de la glándula. La mayoría se originan en los conductos glandulares (Cancinoma Ductal) y con menos frecuencia, se producen en la región distal de la glandula (Carcinoma Lobulillar).

Existen otros tipos de Tumores, menos frecuentes,  entre los que están los tumores de origen fibroconectivo como los Sarcomas y el Phyllodes Maligno, que tienen un tratamiento diferente.

 

¿Cuándo consultar?

  • Palpación de uno o más nódulos mamarios. Un nódulo es un tumor circunscrito dentro de la mama con una consistencia diferente al resto de la glándula. Puede tener diferente forma, superficie y adherencia a planos vecinos.  También podría parecer un aumento de densidad focalizada en la mama o región axilar.
  • Alteraciones adquiridas de la forma o dimensión de la mama.
  • Eliminación de líquido por un pezón. El líquido puede ser muy escaso y sólo manchar el sostén durante el día o puede ser eliminado al tacto o compresión del pezón. El líquido puede ser de distintos colores: transparente, blanco, amarillo, verdoso o rojo. Este último, el que más se asocia a malignidad.
  • Cambios en el aspecto de la piel de la mama o del complejo areola pezón. Puede haber retracción focalizada adquirida de la piel o pezón, enrojecimiento y edema. Las heridas crónicas de areola o pezón también son sospechosas.

“El hallazgo de un tumor mamario no doloroso asociado a  retracción cutánea es  una forma frecuente de presentación del Cáncer de Mama”.

“En la medida que aumenta la edad en la que aparece un tumor mamario en la mujer, aumenta la probabilidad que se trate de un cáncer de mama”.

 

ALERTAS DEL CANCER DE MAMA

alertas